Dorada En El Mar

La dorada es un pez perteneciente a la familia de los espáridos. A esta familia también forman parte otros peces muy populares como son el sargo, la mojarra, la herrera, el pargo, la breca y la salema entre otros. Su nombre científico es Sparus aurata, pero comúnmente se le llama dorada, cabezona o zapatilla. Desaconsejamos el cuidado de esta especie en acuario gracias a su forma de vida, su régimen alimenticio y su tamaño. La Dorada a la Sal acostumbra presentarse una vez se ha desprendido al pescado de la piel, y se le han quitado la cabeza y las espinas.

dorada en el mar

En la Región de Murcia, yacimientos como la Cueva de los Aviones de Cartagena o la Gruta de los Mejillones de Cabo de Palos muestran fragmentos de arpones y dardos fabricados en hueso y asta de ciervo que pueden estar relacionados con su consumo. En la pesca de la dorada no solo se utiliza un cebo en concreto sino según el sitio se tienen la posibilidad de poner diversos tipos de cebo para una aceptable pesca, la dorada además de ser un pez que tiene unos enormes y poderosos dientes también tiene una visión excepcional que le permite tener un enfoque binocular con el que podrá ver de manera perfecta el cebo, por este motivo es importante la colocación del cebo y el anzuelo para la utilización de las diferentes técnicas de pesca. Aunque la dorada no realiza grandes desplazamientos, es un pez merodeador de aguas de poca hondura que alterna tanto la arena como zonas pedregosas donde se nutre junto a otros espáridos como sargos, pargos y brecas, acercándose hasta las rocas en pos de lapas, mejillones, caracolas, erizos y cangrejos.

Los Más Destacados Charters De Pesca Para Dorada

El montaje mucho más clásico para la pesca en espigones y zonas rocosas es el que se compone de un plomo deslizante sobre la línea madre y acaba en una perla + emerillón desde el que cuelgan las gametas con los anzuelos.A lo largo de la acción de pesca lanzaremos nuestra caña depositando el cebo en el fondo cerca de las rocas. Tras colocar la caña en nuestra pica, no tensaremos excesivamente la línea ni apretaremos bastante el freno de nuestro carrete. Si observamos movimientos en el puntero de nuestra caña de los que deducimos que el pez no está clavado, cogeremos la caña con velocidad inclinando el puntero hacia la área del agua, siempre y en todo momento con la línea floja para no hacer sospechar al pez, y antes de que esta llegue a tensarse nuevamente, clavaremos firmemente levantando la caña enérgicamente con la línea aprisionada entre el dedo índice y la caña. Para sacar grandes doradas del agua en muelles y roquedos se hace indispensable la ayuda de una sacadera, preferiblemente usada por otro pescador mientras nosotros aproximamos con cuidado el pez a la orilla. Para la técnica de pesca de la dorada en acantilados es necesario que el lance sea medio o pesado y estemos usando cañitas telescópicas, el material empleado para esta técnica ha de ser resistente pero rápido, por otro lado es requisito llevar carretes de tambor fijo con su bobina de capacidad, los plomos, los anzuelos, su fuerte línea madre y las gametas.

La dorada se muestra en aguas poco profundas tanto de fondos arenosos como de roca, en las costas del océano Atlántico, desde las islas británicas, pasando por el ajustado de Gibraltar, hasta Cabo Verde; introduciendo todo el litoral de las Islas Canarias. La dorada pertenece al filo Chordata, clase Osteichthyes, orden Perciformes y familia Sparidae. Esta familia se caracteriza por estar dentro por peces típicamente litorales.

Clase Del Mismo Biotopo

Buscar las playas vacías y en estado salvaje y quedarse fondeando por esas zonas a fin de que se puedan conseguir mejores ejemplares, la hondura mucho más correcta a la que ubicarnos debería rondar los 40 metros de altura, para esta técnica las cañitas van a deber ser cortas, una caña excesivamente larga va a impedir que la pesca pueda producirse o que la unión de la caña sea la correcta. Un montaje con un anzuelo fácil y un plomo marchan realmente bien. Es importante usar un bajo fino, de fluorocarbono , porque son peces muy cautelosos. Los mejores cebos para pescar la dorada son verme, almeja, cangrejo y calamar.

dorada en el mar

Adecentar el pescado, si se quiere, pasar por un poco de agua las doradas enteras para lavarlas. Muy buscado por los pescadores, tanto desde costa como desde embarcación. Desde el mes de enero hasta abril o mayo es rarísimo hallarla en las playas, en tanto que en la mayoría de los casos inverna en zonas mucho más cálidas y profundas. Si se está en un día de mar revuelto es sensato recoger el ancla de popa de la embarcación para poder seguir fondeando. Cubrir el fondo de la rustidera, fuente refractaria o envase similar, con sal gruesa.

La única clase correspondiente al género Sparus no está clasificada en la lista roja de especies amenazadas desarrollada por la IUCN. Con frecuencia es confundida con otras especies asimismo comibles como el sargo o la oblada. La dorada es un alimento que contribuye al organismo escenarios de grasa relativamente bajos, siendo adecuado en dietas que regulen el peso. Tiene dentro vitaminas de los grupos B, A y E, tal como minerales entre los que destacan potasio o fósforo, confiriéndole propiedades buenas para el organismo como la acción antioxidante que previene patologías cardiovasculares, degenerantes o el cáncer. La talla mínima de pesca vigente para el Mar Mediterráneo es de 20 cm.

La pesca de esta clase en independencia se sigue haciendo de manera clásico a lo largo de los meses de otoño, alcanzando precios prácticamente desorbitados en lonjas y pescaderías de todo el mundo. El género Sparus fue descrito por Linnaeus en 1758 y también incluye solo una clase, Sparus aurata. Proviene de la familia Sparidae (que incluye poco mucho más de 100 especies), caracterizada por sus dientes molariformes y su aleta dorsal con 10 a 13 espinas. Esta clase es muy apreciada por la calidad de su carne, y pertenece a los pescados más consumidos de la zona mediterránea. En la Zona de Murcia es común emplear pescados para combinarlos con otros artículos del mar, resultando de esa unión platos como la dorada del Mar Menor rellena de bogavante. Esta especie es poco común, propia del infra y circalitoral, donde hace aparición en fondos rocosos, detríticos, de arena y en formaciones de fanerógamas.

Playas

Aunque esta técnica es muy afín a el resto hay que tener en cuenta la forma de amoldarse al terreno seleccionado, al ser zonas poco profundas el cebo se pone sobre el suelo a fin de que las pescadas se anzuelen, se debe tener en cuenta que al tirar el cebo se evite cualquier obstáculo que impida su caída al fondo. Poner la caña lo mucho más inclinada viable a fin de que esta clase de técnica de pesca en superficies pedregosas sea lo mucho más provechos posible. En consecuencia la técnica de pesca en barrancos y en las zonas rocosas puede ser considerablemente más rápida que en las playas pues el pez se sentirá mucho más confiado, aunque no se debe uno confiar puesto que se sueltan también con bastante sencillez. Si bien la dorada es por naturaleza un pez bastante desconfiado que siempre y en todo momento está alarma y no realice bastantes desplazamientos por las aguas sí que es un pez al que le gusta la profundidad del mar en el que puede favorecerse de diversos tipos de alimento, en estas zonas de rocas suele sentirse bastante más tranquilo ya que no son zonas de mucha pesca, al menos no son las mucho más escogidas por los pescadores.

Las Mejores Recetas

Es pescado semigraso y, por consiguiente, de bajas calorías, con lo que si se cocina sencillamente y con poca grasa o con ninguna como a la sal o al horno, su consumo es muy conveniente para regímenes. Su carne supone un aporte atrayente de potasio y fósforo; moderado de sodio y magnesio -comparado con el resto de pescados frescos- y menos importante en hierro, inferior al de las las carnes. El potasio es un mineral necesario para el sistema nervioso y la actividad muscular e participa junto con el sodio en la estabilidad de agua dentro y fuera de la célula. El fósforo está que se encuentra en los huesos y dientes, participa en el sistema nervioso y en la actividad muscular, y en la obtención de energía. El magnesio se relaciona con el desempeño del intestino, los nervios y los músculos, además de ser parte de huesos y dientes. Por este motivo, y dado el elevado precio que alcanzan los ejemplares de dorada salvaje, esta producción en piscifactoría es tan elevada.